Lo dejó por su hermano…

19 11 2009

Por Sonvak

Lo dejó por su hermano. Fue algo inevitable y fantástico, creo que no sólo para mi. Sin embargo, quizá sea mejor empezar la historia por el principio.

Gorio y Sonvak se habían conocido a través de internet. Con el tiempo quedaron y se conocieron en persona y por algún extraño motivo, creyeron que la química había surgido entre ellos. Su relación continuó imparable, hasta que llegó la tremenda decisión del matrimonio, con lo cual se hizo necesario la presentación en familia y ¿qué mejor para ello que una reunión de ambas familias al mismo tiempo?

Recuerdo que cuando mi hermana Sonvak me presentó a Gorio me quedé impactada. Pero, lo curioso fue cuando a Sonvak le presentaron al hermano de Gorio, Aspec. Creo que no fui la única que se dió cuenta de la química que surgió entre ellos al instante. Esa primera noche se pasaron casi todo el tiempo hablando.

Los preparativos de la boda se iban sucediendo paulatinamente y mientras, yo veía como mi hermana cada vez se sentía más agobiada, más segura de estar dando el paso equivocado. Quería a Gorio, pero por el simple hecho de estar cerca de Aspec, sentía algo totalmente distinto y mejor.

Era y es mi hermana y la aconsejé lo mejor que pude, intentando ser imparcial. Le dije que siguiera los dictados del corazón.

Se lo pensó tanto, que no fue hasta la noche anterior a la boda cuando se fugaron, sí… ella y Aspec. Me dejó una nota para que yo se lo comunicara a la familia, y especialmente a Gorio. Sintiéndome por dentro feliz, le comuniqué con cara de circunstancias la noticia a Gorio y resultó curioso el suspiro de alivio que se escapó de entre sus labios.

Desde entonces, Sonvak y Aspec son plenamente felices, al igual que Gorio y yo, Sonia, la hermana de Sonvak.

Próximo turno: ASPECTIVE

Anuncios