Primero tú, luego nadie y después, todos los demás

21 10 2009

Por Sara

Bienvenidos a la Era de la Crisis, de la deshumanización, del sálvese quien pueda. Donde lo más importante eres tú, en el orden de ‘primero tú, luego nadie y después, todos los demás’. Nos volvemos egoístas por necesidad, debemos sobrevivir bajo un cielo poblado de buitres y no es tarea fácil. El Estado de Bienestar está desapareciendo bajo nuestros pies, cuesta levantarse a luchar por el día a día, visualizar el futuro es todo un reto.

No tenemos nada seguro, ni el trabajo, ni la casa, ni la familia, ni los amigos… Todo permanece en la cuerda floja, es efímero y lo que entra por una puerta, sale al día siguiente por la ventana.

La clave de la felicidad no existe, no es una meta, dicen que la felicidad es el camino. De momento, para salir adelante, no nos queda otra que vivir el presente y una buena forma es conociéndonos mejor. Establecernos un logro cada día. Por ejemplo, yo hoy me propongo aprenderme el nombre del que me sigue en la lista. De momento, le llamaré Temo.

Próximo turno para Cuauhtémoc.

Anuncios